Martes, 08 de Septiembre de 2015 18:35
Rate this item
(0 votes)

De qué hablamos cuando hablamos del PRO



Por Gabriela Cerruti

¿De qué transparencia nos puede hablar una fuerza política cuyo primer candidato a diputado recibió contrataciones directas por 21 millones de pesos? Sabemos que el pedido de informes al PRO es una herramienta política que de alguna forma nos permita encontrar las explicaciones que hace días venimos esperando. Sabemos también, que tenemos un jefe de gobierno que ha sido procesado en todos los gobiernos democráticos y que gracias a sus estrechas vinculaciones con algunos miembros de la justicia logró sortear sus responsabilidades. Pero lo de Fernando Niembro es burdo y escandaloso.


La empresa Usina Producciones, fue creada por el periodista y primer candidato a diputado PRO, Fernando Niembro, en el año 2012. A los pocos días, sin contar con ningún tipo de experiencia ni servicios prestados obtuvo una contratación directa con el gobierno porteño de más de 400 mil pesos.


El código de contrataciones de la ciudad de Buenos Aires permite que cuando el tiempo no alcanza, si hay una debida fundamentación, se pueda establecer por única vez una contratación directa, es decir, que no haya llamado a licitación. El dato no sería curioso si el contrato hubiese sido celebrado por única vez. En estos años el gobierno porteño y Usina Producciones celebraron 192 convenios que se hicieron por contratación directa o por decreto.


Desde su creación la empresa Usina ofreció servicios a la ciudad de Buenos Aires por más de 23 millones de pesos.


En el acta constitutiva de la empresa creada por Niembro, se establece que el objeto social de la misma es realizar y producir actividades periodísticas y publicitarias en distintos formatos. Pero de entre todos los contratos celebrados la empresa Usina brindó servicios de encuestas – cuando no está autorizada para ese fin- y parece que con el éxito que tuvieron en estos años se decidieron a diversificar los rubros, porque también hay “contratos de la basura” y “servicios de instalación y puesta en funcionamiento de planta para el tratamiento de efluentes”.


Lo interesante, lo que queremos saber es cómo hizo esta empresa para brindar un servicio de encuestas sin empleados.


Todavía no hubo ningún funcionario de alto rango en la ciudad que saliera a explicar la situación. Quizá se deba a que es difícil explicarla, hay muchas pruebas, muchos documentos.


Este caso deja al descubierto el mecanismo del PRO de utilizar recursos del Estado de la Ciudad de Buenos Aires para financiar su política. Tendremos que seguir investigando a ver si hay otro tipo de consultoras con este tipo de contrataciones. Porque parece que el gobierno de la ciudad tiene un mecanismo para derivar fondos tan aceitado e impune que da miedo; le piden a sus amigos que se armen una empresa y después arman informes. Lo vemos en la construcción con las empresas de Nicolás Caputo – amigo y confesor de Mauricio Macri- y con CRIBA.


Ahora lo vemos con Fernando Niembro, que ya trascendió la instancia de amigo y empresario, es quien encabeza la lista de diputados PRO.


Queremos respuestas, queremos explicaciones, queremos que de una vez por todas el PRO se haga cargo de algo.


Publicado en www.gabrielacerruti.com.ar



LaPistaOculta GN


Latest from

Related items (by tag)

back to top